Japón y EEUU definen el "mejor Mundial Femenino" de la historia

La primera potencia del fútbol femenino, Estados Unidos, y la gran revelación del año, Japón, definirán este domingo en Fráncfort quién se lleva el Mundial de Alemania, elogiado por la FIFA como el mejor de la historia.

Las cerca de 49.000 entradas del estadio de Fráncfort están agotadas desde hace tiempo para presenciar un partido imprevisible, que enfrentará fuerza y experiencia contra ilusión y juego exquisito. En algo coinciden los dos equipos: sólo les vale la victoria.

"Por primera vez alcanzamos la final de una Copa Mundial. Antes del partido, todo el equipo se conjuró para dar lo mejor de sí y hacer nuestro juego. Lo mismo queremos hacer en la final", dijo la mediocampista japonesa Aya Miyama tras la sorpresiva victoria sobre Suecia en semifinales, en la que fue elegida jugadora del partido.

Para la estadounidense Abby Wambach, figura en la semifinal contra Francia, "sólo vale llegar a lo más alto del podio y levantar el trofeo". La delantera lo resumió en tres palabras: "Título o fracaso".

La teoría apunta favoritas a la norteamericanas, bicampeonas del mundo y primeras en el ranking de la FIFA. Pero las niponas ya demostraron que están en el Mundial para romper pronósticos: en cuartos de final helaron a un país entero al eliminar a Alemania, actual campeona y gran candidata al título.

Un colofón inmejorable para un certamen que la FIFA definió hoy como "el mejor Mundial femenino" desde que se celebrara el primero en 1991.

"Estamos más que felices con todo", dijo la responsable de fútbol femenino de la FIFA, Tatjana Haenni: "Fue un torneo fantástico".

"Lo más importante de todo es que el mundo vio que el fútbol femenino es un deporte maravilloso y que sigue evolucionando", continuó la suiza.

Para la presidenta del comité organizador, Steffi Jones, "el Mundial elevó las dimensiones del fútbol femenino a un nivel que no podíamos imaginar".

En efecto, Alemania 2011 deja la sensación de haber dado un impulso sólido a la versión femenina del deporte rey.

El Mundial comenzó con un récord de asistentes en Europa en el partido inaugural (más de 74.000 en el estadio Olímpico de Berlín) y llegó a reunir casi 17 siguiendo un partido por televisión, en el Alemania-Japón de cuartos de final.

La organización alcanzó su meta de un 80 por ciento de ocupación en los estadios y cubrió así el presupuesto de 51 millones de euros (72 millones de dólares).

"Es un paraíso de fútbol", sentenció Maribel Domínguez, la estrella de la selección mexicana. La entrenadora de las estadounidenses, Pia Sundhage, consideró que "el torneo llevó el fútbol femenino al mundo entero".

El sexto Mundial de la historia tuvo también sus aspectos negativos.

En el capítulo del doping, al positivo de la colombiana Yineth Varón siguió un caso inédito en la historia de la FIFA: el equipo norcoreano entero fue sometido a un control conjunto después de que dos jugadoras dieran positivo en una prueba.

También el aspecto deportivo dejó alguna deuda, sobre todo en la fase de grupos. Grandes estrellas como la brasileña Marta apenas brillaron. Y los errores arbitrales fueron protagonistas: el video del penal no cobrado a una defensora de Guinea Ecuatorial que tomó la pelota con las dos manos en el área fue uno de los "grandes éxitos" del Mundial en YouTube.

Nada de esto importará a estadounidenses y japonesas cuando el balón comience a rodar el domingo a las 20:45 horas (18:45 GMT) en el estadio de Fráncfort. Para entonces, Alemania 2011 ya tendrá un ganador seguro: el fútbol femenino.

FUENTE Y TEXTO ORIGINAL: http://www.opinion.com.bo
Share on Google Plus

About David Cepeda

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario