Cómo será la caída del satélite UARS sobre la Tierra


Lo que vemos en el siguiente vídeo no quitará el sueño a más de uno pero antes de nada es importante decir que existe una posibilidad entre 3.200 de que ocurra un accidente, de que caiga sobre alguna persona. El vídeo es una reproducción de lo que será el impacto y la trazada de los restos del satélite UARS sobre el planeta. Y es que a medida que el artefacto se acerca a la Tierra van llegando más y más informaciones y coordenadas que despejan las dudas.

Para aquellos que no estuvieran al tanto de las noticias sobre el mismo les explico. El UARS (Upper Atmospheric Research Satellite) pesa alrededor de seis toneladas y mide 10 metros de largo por cuatro y medio de diámetro. Fue lanzado por la NASA dentro de su programa espacial en 1991 junto al Discovery con la misión de medir los niveles atmosféricos de ozono. Como todo satélite, acabó su operación en el año 2005, momento en el que comenzó su “regreso” a casa descontrolado y a la deriva. A medida que se ha ido acercando a la atmósfera de la Tierra los ciclos de caída sobre la misma se han acelerado.

Hace dos semanas la NASA dio la voz de alarma sobre la caída del satélite advirtiendo que llegaría antes de lo previsto, en unas pocas semanas. Pues bien, se tiene prácticamente la certeza de que caerá este viernes sobre el mediodía en América (la noche en España). La hora exacta o el punto de impacto no se podrá verificar hasta dos horas antes del mismo. Lo único que ha confirmado la NASA en estos momentos es que el satélite no caerá sobre Estados Unidos y se descartan las regiones polares.

¿Por qué es tan difícil saber el lugar exacto? La dificultad viene dada por la pérdida de orientación del artefacto, sin ruta fija dificulta la proyección de su trayectoria y por tanto resulta imposible en estos momentos averiguar el momento y lugar donde será. Lo que sí podemos constatar son una serie de características que se han ido dando en torno a UARS conforme se acerca:

De 150 fragmentos del satélite, sólo 26 podrán “pasar” la entrada del planeta, el resto se pulverizarán antes de llegar a la Tierra.

Se calcula que cada fragmento podría pesar unos 530 Kg.

La posibilidad de que caiga sobre una persona es de una entre 3.200.

Los fragmentos caerán esparcidos en un radio de 1.000 Km.

¿Y cómo lo veremos? Si corres la “suerte” de encontrarte en un punto cercano a la caída de los fragmentos, la visión será parecida a la de una gran bola de fuego que impactará con gran potencia. Auque no deja de ser una probabilidad, los últimos datos aportados sobre UARS llegan desde la agencia espacial rusa, la cual sitúa actualmente la llegada del satélite en el mar, en una orientación cercana a Papúa Nueva Guinea. A partir de ahora sólo queda esperar, ya que la información con las horas irá llegando más detallada. Para seguir los últimos avances podemos hacerlo desde la cuenta de Twitter @UARS_Reentry o bien a través de la página que ha abierto la NASA sobre el satélite.

Share on Google Plus

About David Cepeda

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario