Arrasan Enrique Iglesias, Pitbull y Prince Royce

Chicago - Un concierto cargado de energía y sorpresas lograron Enrique Iglesias, Pitbull y Prince Royce cuando se presentaron en Chicago la noche del sábado, como parte de su gira nacional “Euphoria”.


Más de 13 mil personas recibieron a los tres artistas, que representan lo mejorcito del género pop, urbano y bachatero, respectivamente, en el Allstate Arena

Poco después de las 7 pm se escuchó retumbar un inconfundible ritmo latino y la respuesta de los espectadores fue un clamor colectivo. Estaban listos para que comenzara la noche. 
Prince Royce –el cantante de menos trayectoria entre los tres- abrió el show y lo hizo muy bien.

Los temas ‘Ven conmigo’, ‘Stand By Me’, ‘El amor que perdimos’ y ‘Corazón sin cara’ formaron parte de su presentación que, aunque fue breve, estuvo bien aplaudida. 

‘El príncipe de la bachata’ se despidió dándole las gracias a la gente por tan calurosa bienvenida. 
Siguió una pausa con música ‘dance’ y luego fue el turno de Pitbull de tomar la tarima. 

Vestido impecablemente con un traje negro, el cubano se apoderó del escenario y rápidamente elevó la energía del recinto a otro nivel. 

Destacaron los ritmos que están pegando en la radio -temas como ‘Party Rock Anthem’ y ‘I’m in Miami Bitch’ de LMFAO y ‘DJ Got Us Fallin in Love Again’ de Usher- a los que ‘Pit’ ha sumado su sazón latina. 

Antes de interpretar ‘Get On the Floor’, el rapero le mandó un mensaje de gratitud a Jennifer López, por la “increíble oportunidad” que le dio con ese tema. 

‘I Know You Want Me’, ‘Shut It Down’, ‘Bon Bon’, y las viejitas ‘Shake’ y ‘Culo’ también fueron cantadas y bailadas. 

A pesar de que su presentación fue corta –una media hora- fue muy completa ya que ‘Mr. 305’ tejió las canciones a manera de mix. Pitbull nunca paró de bailar, ni de motivar a la gente con palmas y palabras. 

A las nenitas “riquísimas, buenísimas, sofisticadas y poderosas” presentes esa noche, les dedicó ‘Hotel Room’.

Con el tema de ‘Give Me Everything Tonight’ demostró que fue capaz de “convertir lo negativo en positivo”, como dice la canción. La cantante Nayer, apareció en el escenario para cantar ese tema con Pit, una visita inesperada. 

“Latinos pa’ delante, pa’ arriba, así me gusta que se vea, carajo” dijo el rapero, refiriéndose a la gente que aplaudía, gritaba y bailaba sin parar. 
Con un fuerte ¡Dale!, se despidió. 

La difícil tarea de seguir a Pitbull, cayó sobre los hombros de Enrique Iglesias.
El español encaró el reto de una manera muy inteligente. Al no poder igualar la energía del cubano, la cambió. 

Inició fuerte con lo nuevo: ‘Tonight I’m Loving You’, ‘Dirty Dancer’ y ‘No me digas que no’. Pero rápidamente le bajó al ritmo a la presentación, invitando a un fanático a subir al escenario. 
“Llevo 15 años de giras y tengo que confesar que tú eres el [fan] más loco que he tenido aquí en el escenario”, le dijo el español a su seguidor.

El fan, un ecuatoriano de nombre Glenn, anteriormente se había desnudado ante los ojos de todos los ahí presentes, pero al tener el oído de Enrique le pidió un par de favores: primero, poder subir a su novia para compartir ese momento y segundo, cantar la de ‘Stand By Me’, en homenaje a su padre quien falleció debido a un cáncer.

Enrique, con buena actitud, accedió a lo primero.

Al escuchar la historia de Glenn, el cantante se mostró conmovido. Se cubrió el rostro con un pañuelo y relató que su tía también había fallecido por ese mal. 
“Para que la gente sepa, esto es real, esto no es parte del show”, dijo Iglesias. 

Mostrándose muy consentidor con el fanático y su novia, les invitó una copa de ron; se dejó tomar fotos con la parejita, ahí mismo en la tarima, ante los miles y miles de espectadores, y por último les cantó ‘Cuando me enamoro’. 

‘Stand By Me’, la canción que Glenn pidió, la cantaron juntos. 

“Prométanme que vamos a divertirnos esta noche”, dijo Enrique, para continuar con el programa. 
Prosiguió con ‘Just Wanna Be With You’ y ‘I Gotta Feeling’, tema de los Black Eyed Peas que fue resaltado por espectaculares luces. 

Luego se desapareció, sólo para aparecer en una plataforma más pequeña, más cerca del público. 
Las jovencitas en los asientos de las gradas de inmediato se quisieron acercar; pero oficiales de seguridad detuvieron su paso. 

“Déjenlas que hagan lo que quieran”, presionó Iglesias. Y para el asombro de todos, el mimo Enrique luego subió a una fan al escenario. 

El español le cantó tiernamente y bailó ‘Hero’ con ella, abrazándola muy de cerca y colocando las manos de la joven, firmemente alrededor de su cintura. 

Al concluir la canción los dos desaparecieron por medio de un ascensor discretamente colocado en la misma plataforma. 

Con estas dos muestras de afecto a sus seguidores, Enrique conquistó rotundamente a Chicago.

Pero para sellar el encuentro, tenía un as bajo la manga: Pitbull regresó para entonar ‘I Like It’ junto a él. 

Cerró con el mismo tema con el que abrió, esta vez cambiándole una estrofa para mostrar su amor por la ciudad. 

“Here’s the situation, I’ve been to every nation, Nobody’s ever loved me the way that you do, ¡Chicago!”

Con ese amor, concluyó la velada


Fuente y texto original http://www.impre.com
Share on Google Plus

About David Cepeda

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario